La mira

La Manada de Ariel Rot

Hace algunos meses estuve en el local de ensayo de Ariel y me senté a escuchar las primeras ideas, aun no tenia nombre el álbum pero cuando le dimos al play la sensación de avalancha sonora se hacia evidente.

img_1760

Varios mese después en el día de su estreno pude volver a escuchar todos esos bocetos convertidos en realidad perfectamente grabados y mezclados en Black Betty, el flamante nuevo estudio en Madrid de su inseparable Jose Nortes, quien le a acompañado en sus aventuras musicales desde hace varios trabajos.

img_2861

El álbum comienza bastante arriba e incluso algo rabioso con Una Semana Encerrado, en donde los riff de guitarras son protagonistas junto a una letra bastante critica con la realidad que afronta tanto la industria cultural como la sociedad en general.

img_2864

La segunda parada de esta Madada es Solamente Adiós, primer adelanto del álbum, una balada algo progresiva que automáticamente huele a clásico y a nostalgia, nos recuerda a momentos Rodríguez mezclados con pasajes de guitarra ardiendo.

La electricidad y los riffs pegajosos regresan de inmediato en Se Me Hizo tarde Muy Pronto, en donde frases como «Igual que un sueño todo se desvanece» y «Yo se que aquí se paga en la puerta de salida» crea una absoluta declaración de principios.

Los medios tiempos aparecen con la canción que le da titulo al disco, en donde nos cuenta varias historias que jamas se detienen en el pasado, otro gran momento es una canción sencilla donde la guitarra acústica con cuerdas metálicas conviven con héroes y villanos de pacotilla, En el Borde de la Orilla posiblemente sea una de las mejores composiciones de Rot en años.

Un soplo de aire fresco y eléctrico es lo que se respira en Espero que Me Disculpen en donde Los Zigarros se convierten en cómplices de este ritual convertido en crimen perfecto.

img_1758

La segunda parte del disco vuelve a comenzar con acústicas y las canciones de ninguna parte, Vagabundo llena de tipos bacanes, ademas el gran homenaje a su Broder, Julian Infante y Una Nube que Paso van completando esta gran colección de canciones elegantes y vibrantes.

Todavía queda algo de espacio para algo auto descripción y un poco de ficción en Muy Complicado y para cerrar como siempre con una autentica joya titulada Me Voy de Viaje.

En resumen un disco que la música pedía a gritos, y es que cada vez queda mas claro que el mundo necesita de Ariel Rot.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *