Spinetta y sus Guitarras de Diamante

Un pequeño y humilde acercamiento a la carrera de un hombre que cambio la historia y la estructura de la música

En estos días de ruido mediático y de palabras olvidadas fue un Tweet de Nito Mestre el que me dio la noticia y con esa fuente no tuve que investigar nada mas, “El Flaco” se había ido. A partir de ese momento lágrimas descontroladas empezaron a caer y los recuerdos, las canciones y su presencia invadieron en mi cabeza.

Su música es poesía, una forma única, alguien capaz de convertir lo cotidiano en magia, la magia en acordes y los acordes en caricias para los oídos.

La radio zumba y esta inquieto el locutor
La primera sensación que tuve al descubrir la música de Spinetta, en un programa de radio conducido por Juan Pablo Restrepo fue que de curiosidad, como cambiaban las palabras, como sorprendían sus melodías, como su voz cristalina se metía hasta lo mas profundo de mis orejas llegando al centro de mi corazón.

La música de Spinetta es única, diferente, impactante, emocionante y sus formas de hacer sonar a la guitarra como caricias claras sin ruido, limpio y elegante así era el sonido de cada nota que ponía Luis sobre el mástil de su Fender roja.

Después de escuchar varias veces “Petalo de sal” junto a Fito Paez en “El Amor Después del Amor” empecé a buscar sus discos como loco y en Bogotá era muy complicado conseguirlos, fui a la Fonoteca del centro, Antifona pero fue en un local llamado Beatles donde conseguí el “Tester de Violencia” un álbum del 88 pero que parecía del futuro. “El Marcapiel”, “Siempre en la Pared”, “La Luz de la Manzana” y “La Bengala Perdida” se convirtieron en la banda sonora de mis viajes a Villa de Leyva 1996.

Pasaron algunos años y conseguí varios de sus discos, en Magitinto un mago argentino que ponía cine arte me vendió “Alma de Diamante” un maravilloso disco de Jade al que le tengo un cariño especial, también un profesor de arte del colegio me grabo el primer disco de Invisible, descubrí esa maravilla llamada “El Jardín de los Presentes” con esa historia del Capitán Beto por el espacio, algo así como el Major Tom argentino o también “Los Libros de la Buena Memoria” y “Que ves el cielo” por mencionar algunas.

Después fue el momento de por fin conseguir mi primera medalla “Peluson of Milk” de 1992 puede ser su álbum mas representativo y completo no solo por las canciones que tiene sino por la forma y el tratamiento de las guitarras, utilizando pedales y sonoridades, el diseño sonoro de “La Montaña”, “Cada Luz”, “Hombre de Lata” o esas mágicas palabras escritas en la pared de todos en “Seguir viviendo sin tu amor”.

En mis primeros años universitarios fue cuando mas disfrute de su música y cuando mas detalles encontré, fue gracias a la fonoteca de Javeriana Stereo para mi era un completo lujo sentarme a escuchar el vinilo de “Durazno Sangrando:, 18 Minutos del Sol o los discos de Pescado Rabioso, fue increíble descubrir tanta electricidad en un rock hecho a principios de los 70 y con tanta carga emocional.

También durante esos días descubrí otra de sus obras mas impactantes “Artaud” un álbum firmado por Pescado Rabioso pero que realmente seria su primer experimento solista tras lo que hizo con Almendra o Spinettalandia y sus amigos, ese disco tiene todo, comienza con “Todas las hojas son del viento”, incluye “`Cementerio Club”, la versión original de “Bajan” que Gustavo Cerati reversionó en su “Amor Amarillo” y que mas adelante interpretarían en directo juntos en algunas oportunidades.

El momento mas impresionante de “Artaud” es “Por”, una de las canciones de amor mas fuertes con las que me he encontrado en toda mi vida, hecha únicamente de palabras sueltas que se complementaban y una guitarra acústica haciendo la melodía .



Todos Estos Años de Gente

Fue en esta misma ciudad en Barcelona, en una tarde de verano de 2002 vi un cartel escrito a mano con una fecha y su nombre y me preguntaba: “Sera posible?” y lo fue por primera vez en la vida tenia la oportunidad de verlo en directo y como en esos días de viajes mochileros el dinero no abundaba, me prestaron una guitarra acústica que tenia un sticker de Bob Marley y entre malabaristas, vendedores callejeros y perro flautas me abrí un hueco para tocar algunas canciones que me sabia para recolectar dinero suficiente y pagarme la entrada.

 


La sensación que tuve ese día que lo vi por primera vez fue deslumbrante, el repertorio, sus músicos, la forma de cantar, las palabras que decía y su comportamiento ejemplar. Esa fue también mi primera visita a ese maravilloso Luz de Gas el nombre de la sala parecía como si estuviera en alguna de sus letras.
Una vez terminado el concierto lo espere en la puerta , después de hablar un poco con el bajista Javier Malosetti, lo vi salir y pude sacar alguna tímida palabra de mis cuerdas vocales para saludarlo, le pedí una firma y en medio de su timidez me dijo que estaba contracturado en la mano, claro después de los solos que había tocado durante 3 horas era medianamente lógico, igualmente agarre una piedra de Jade que tenia colgada en mi cuello desde 1997 se la puse en la mano, le di la mano, me abrazo, me dio dos besos y se subió al auto. En ese momento aprecio mi hermana quien no había visto el show y había venido a buscarme, al ver que no me había firmado se acerco y le toco la ventanilla, el amablemente la atendió y le dijo que no podía firmarle nada por que un chico le había pedido antes un autógrafo y que no podía hacer excepciones, cuando ella le dijo que era mi hermana, Luis agarro el Flyer de Luz de Gas y escribió: “Para Jaime con Amor y para Sandra con + amor”.
Un par de años mas tarde durante su presentación en Bogotá en el aniversario numero 10 de Rock al Parque, tuve la impresión que el publico del Parque Simón Bolívar no merecía escuchar tanta belleza, no estábamos preparados para eso, es alucinante que teniendo un músico tan impresionante y un repertorio tan completo las cerca de 50 mil personas mal contadas que estaban presentes hayan pasado olímpicamente de su presencia dándole la espalda y hablando mientras algunos pocos no dábamos crédito al momento que estábamos viviendo.

Sera por eso que durante la rueda de prensa ofreció frases visionarias, no solo sobre la música, la cultura sino sobre la miseria humana que aun hoy siento presentes. “Imprimir billetes si tener los lingotes, no valen de nada son solo papel eso” fue una de esas joyas que nos dijo, acerca de su impresión sobre si se sentía el padre del rock en español dijo “No me siento el padre de nada… Si hacen en castellano mucha música tarada yo no quiero ser el padre “ y por ultimo dejo clarísimo si sitio en el mundo afirmando: “No ocupo ningún lugar mas que el que ocupa mi trasero en los asientos y en mi cama”.

Pronto el sol estallara y no habrá cielo entre nosotros

Tuvieron que pasar casi 4 años para poder volverlo a ver, fue en Buenos Aires, después de un encuentro en Bafim con Dante Spinetta, a quien admiro y aprecio enormemente como músico y como persona, hablamos sobre varios temas y también un poco sobre el nuevo trabajo de su padre. Por casualidades de la vida a la mañana siguiente Gonzalo Aloras me invito a hacer parte de esa tarde de septiembre estará en mi corazón eternamente.

Era la grabación de un programa de Tv del Canal 13 llamado Volver Rock el cual presentaba Tom Lupo y su hija Catarina Spinetta, estaban invitados Eduardo Marti el gran fotógrafo e ilustrador de la mayoría de sus discos, Hilda Lizarazu y por supuesto Gonzalo a quien el propio Luis Alberto decidió invitar para compartir un tema juntos.


Puedo confesar que fue la primera vez en mi vida que escuche “En la media noche” y es que es muy difícil haber escuchado todo lo que Spinetta ha escrito en los cerca de 40 discos que grabo durante toda su trayectoria.

Esa tarde luego de escucharlo hablar de muchos temas y de cantar me arme de valor, casi sabiendo y teniendo la sensación que era la ultima oportunidad que iba a tener de poder hablar con el.

 

Nuestra conversación fue muy corta y se sostuvo básicamente en su recién estrenado “Un mañana” disco que termino siendo su ultimo álbum inédito en estudio. Me contó algunos detalles sobre la composición, la producción del disco y también sobre las formas de grabación que existían en Diosa Salvaje su estudio privado en donde concluyo diciendo “Lo mas bonito poder cantar y tocar”.

Cuando el arte ataque
En 2009 se embarco en su ultima aventura juntar a todos los músicos con los que había trabajado en un show gigante al cual bautizo Las Bandas Eternas, mas de 50 invitados participaron durante algo mas de 4 horas de música sin parar, el material quedo registrado y editado un una caja de lujo que afortunadamente pude conseguir en mi ultimo viaje a Argentina. La caja es un ejemplo absoluto de auto gestión 3 Cds, 3 Dvds y dos libros integran este material único e independiente.

 Luis Alberto Spinetta es el mas grande ejemplo de música independiente y auto-gestión en nuestra lengua, siempre hizo lo que quería tanto en lo profesional como en lo personal siempre se mantuvo al margen de los medios solo aparecía públicamente para mostrar su trabajo. Todo lo hizo con el corazón, demostrando que si haces las cosas con el alma y con un motivo el dinero no importa de alguna forma aparecerá.

Hoy tenemos que despedirlo, al final la canción llego hasta el sol y seguramente el Capitán Beto lo haya montado en su nave para seguir como un organismo en el aire. Solo me queda darle las gracias por su música, su guitarra, su alma de diamante, sus bandas eternas y su ruido de magia que permanecerá entre nosotros para siempre.

 

Escucha nuestro homenaje a las Guitarras de Diamante aqui:

One thought on “Spinetta y sus Guitarras de Diamante

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*