Rock al Parque se despide de México en Guadalajara


SONY DSC

En un ambiente más ligado a Rock al Parque, en un escenario al aire libre, se vivió ambiente de festival desde las 4 de la tarde. Dos bandas anfitrionas, Volcán y Technicolor Fabrics, acompañaron a los colombianos en la Concha Acústica del Parque Aguazul, un escenario que estuvo cerrado por años y que fue reinaugurado por la comitiva bogotana.

A unos 35 grados de temperatura, que llevaron a los asistentes a resguardarse bajo la sombra y con unas mil personas, empezó la versión de este festival en Guadalajara.

Los encargados de abrir la jornada fueron los invitados mexicanos de Technicolor Fabrics, una agrupación local con seis años de trayectoria con un sonido netamente mexicano, que recuerda a las atmósferas creadas por Siddartha (ex integrante de Zoé), quien le ha hecho un acompañamiento a su carrera. “Sabemos que es uno de los festivales más importantes de América Latina”, dijeron sus integrantes.

Luego siguió la agrupación Monareta, que logró atraer al público desde la sombra hacia el escenario para bailar los ritmos colombianos.  Andrés Martínez, el vocalista, salto al público y bailó con los asistentes, mostrando lo más representativo del sabor colombiano y de los sonidos urbanos de Bogotá. Ellos ya habían estado antes en Guadalajara y llegaron hasta a firmar algunos autógrafos allí.

Skampida siguió con la fiesta, aunque con sonidos más cercanos al ska y generó allí el ambiente de ‘pogo’ característico de Rock al Parque durante los 45 minutos que duró su presentación. David Mujica, el cantante, dijo que para él era raro tocar con tanta sofisticación técnica porque estaban acostumbrados a lo “guerrero”, pero a su vez algo que le permitía estar más tranquilo con el sonido en vivo.

La siguiente agrupación fue The Hall Effect, que se hará llamar THE de ahora en adelante y fue la encargada de dar el giro hacia otros ritmos cuando caía la noche en Guadalajara hacia las 8 p.m., seguida de Volcán, otra banda tapatía anfitriona de Rock al Parque en México.

SONY DSC

Hacia las 9:30 p.m subió al escenario Andrea Echeverri con sus dos músicos acompañantes, Catalina Ávila en la percusión y Rafael García en las cuerdas. Como en el concierto del Metropolitan, Andrea cautivó a las letras y esta vez se pudo extender un poco en sus intervenciones. La Ruiseñora aprovechó para explicr qué eran los falsos positivos en Colombia antes de presentar su canción dedicada a este tema. “En nuestros países pasan estas cosas y Hay que crear memoria y hablar de la vaina para que no se repitan”, dijo.

Al final de su presentación, invitó a los músicos de Colombia que estaban allí a subirse al escenario y cantó Baracunatana acompañada por Andrés y Sergio de Monareta, en la guitarra y campana, respectivamente, y a Joaquín y Pedro de Skampida, que tomaron espontáneamente algunos de los instrumentos de la tarima en un acto de integración de las bandas que viajaron desde Bogotá.

A media noche terminó la jornada con Kraken, que mientras daba un espectáculo lleno de fuerza y carácter, le contó al público de qué se trataba Rock al Parque rueda por Latinoamérica. Elkin Ramírez, su vocalista, quien suele hacer corear al público, de un momento para otro se agachó para compartir el micrófono en ‘Vestido de Cristal’ con Andrés de Monareta, quien estaba abajo del escenario y demostró ser un gran fanático del ‘hard rock’, en un acto que demostró la convivencia entre géneros que tanto busca promover Rock al Parque.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*