La Entrevista Imposible y las Gracias Eternas

Querido Gustavo,

Te escribo estas letras que quizá en algún momento, en algún lugar y de alguna forma te lleguen.

SodaLa semana anterior a que te enfermaras estuve con Rodolfo el me contó que vendrías de promo a España la semana siguiente y la gente que manejaba tu prensa me confirmaron un encuentro en donde quería hacerte esas preguntas que nunca pude hacerte en ninguno de nuestros momentos radiofónicos.

Descubrí la radio y muchas de sus mágicas bondades gracias a tu música cuando era tan sólo un pequeño de 8 años, hoy me he puesto la camiseta de Ahí Vamos y mientras preparo tu homenaje de Latin-Roll para ayudar a inmortalizar tu obra, pienso en aquella entrevista que no existió, en todas las preguntas que me habrían sobrado y en otras que siempre quise hacerte.

Siempre que tuve la oportunidad de acercarme a hablar contigo tu actitud era la mejor y mis nervios se convertían en felicidad cada vez que te podía decir algo y tu lleno de amabilidad no sólo contestabas sino que describías perfectamente cada detalle, incluso profundizando en cada asunto de una manera muy concreta.

Cuando Soda se separó por allá en aquellos lejanos noventas, dijiste que si Dynamo fue Revólver, Sueño Stereo era Abbey Road, adelantándote como siempre a lo que iba a pasar en los años sucesivos.

Cuando vi el EPK de Fuerza Natural, me sorprendió cuando dijiste que si te tuvieras que retirar te irías feliz por ese álbum. Ahora que te has tenido que ir definitivamente para transformarte en una capa más de fluidos sónicos debo confesarte que Fuerza Natural me parece tu mejor colección de canciones. Un disco tan conceptual como Amor Amarillo, tan profundo como Bocanada, tan arriesgado como Siempre es hoy, tan experimental como tus bandas sonoras y proyectos electrónicos y un disco tan vanguardista como Colores Santos.

Uno de los motivos más grandes de mi tristeza es no poder volver a escuchar nuevas grabaciones pero creo que Fuerza Natural es una obra en donde lograste tu máxima capacidad creativa.

Estos son los temas que posiblemente hubiese comentado contigo en la entrevista que nunca te hice, aquella en la que nos ibas a contar sobre Fuerza Natural, sobre la etapa post Me Verás Volver.

– Tu forma de usar las dinámicas, como respira el audio y se respeta el espacio de cada instrumento o capa sonora, tu capacidad de hacer melodías absolutamente rítmicas y brillantes con tu guitarra o tu gran velocidad para ejecutar todo tipo de virtuosos y vertiginosos movimientos guitarrísticos.

– Tu voz y sus capas llenaban arreglos armónicos que hacían que las voces que se agitan cantarán al Unísono.

– Quizá tu virtud más grande es la de unir, lograste llenar lugares enormes y en repetidas oportunidades donde las canciones las cantamos con el alma, como aquella noche de mayo cuando todos estábamos esperando casi una eternidad ese instante.

la foto

A principios de siglo volviste a Bogotá, cuando las luces del palacio se apagaron, tu imagen saliendo del backstage se entremezclaba con el sample de Río Babel, de pronto y cuando todos nos dejábamos hipnotizar por tus imágenes y tus sonidos apareciste ahí con el más elegante de tus atuendos, hasta terminar en éxtasis total brincando sin parar y dejándonos los restos de voz cuando nos llevaste a dar una Vuelta por el Universo.

Y es que los recuerdos de la gira de Canción Animal en el estadio de Bogotá llegan con mucha dificultad a mi cabeza pues en ese inhóspito 1991 yo solo tenía 12 años, y tocaste el disco más impresionante que escuche nunca, después vi a Soda varias veces en diferentes momentos ya en Sueño Stereo pero cuando decidiste que Soda acababa y el último concierto nunca llego a Bogotá, la presentación de Bocanada en comenzando un nuevo milenio fue una de las mejores noches musicales de toda mi vida.

SodaTickets

Tu música unía tanto que muchos de mis mejores amigos los he hecho gracias a ti. Con muchos de ellos disfrutamos y nos emocionamos con tus canciones cada vez que te veíamos o aparecidas en alguno de nuestros casettes cuando conducíamos por la circunvalar del altiplano cundí-boyacense.

Unían tanto tus canciones que también me hicieron tener una guitarra siempre a mi lado, me enseñaste a ser consciente de mis limitaciones rítmicas pero sobre todo a ser elegante e intentar maltratarla con mis manos lo menos posible.

También hiciste que me enamorara de la radio y gracias a ella fue que descubrí prácticamente todo lo que se de ti. Y fue gracias a la radio que una cosa absolutamente imposible como conocerte y hablar contigo se hizo realidad.

Antes de que nos encontráramos fui hasta Cali a buscarte por la quinta pero fue en ese mes de junio de 2003 cuando por fin te pude hablar directamente. Cuando Alejandro Marín salió por la puerta del estudio, le di play a Siempre es Hoy, con la poca coherencia que tenía mi cabeza te dije: “Haces chocolate para los oídos”, ahora pienso que fue un piropo demasiado fuerte, como bien dijiste alguna vez también un piropo mal dicho puede ser más grave que el peor de los insultos pero me recibiste con la mejor de las ondas e incluso me quede con ganas de saber más sobre ti.

El show de Siempre es Hoy fue a las afueras de Bogota, recuerdo que en mi pequeño Skoda rojo nos metimos como 9 personas, JP Villamizar y Luisa Piñeros entre otros discípulos tuyos. Ese dia tras los escuchar los maravillosos acordes de Colores Santos, pinchamos y la noche fue larga esperando esperando cambiar una rueda, ya antes en Cali también había tenido problemas mecánicos y casi no llego a verte al Pascual por que subiendo la linea estuve a punto de romper el motor.

Un par de años más tarde ya viviendo en Barcelona y con Latin-Roll en marcha fue un lujo y un honor haberte tenido de invitado para nuestras primeras emisiones para preguntarte por Ahí Vamos, ahí ya estaba un poco más preparado, quizá no lo suficiente y junto a Sebastian Rojas te hicimos una de las mejores entrevistas que he hecho.

Me enseñaste como tratar a un invitado y como hacer mejores preguntas, trazaste una vez más mi línea editorial profesional, no debería contarte esto pero debo admitir que es gracias a ti que hago mejores entrevistas y que Latin-Roll logró encontrar su sitio y el respeto de toda nuestra lengua.

Cerati2

La última vez que te vi fue en Barcelona, no hablamos mucho sólo nos saludamos y te dije lo bien que estaba sonando tu banda y lo inmenso que era Lago en el Cielo, esa noche de octubre hiciste varias de las mejores ejecuciones de guitarras posibles e imposibles.

Pasaron varios años, incluso te volviste a juntar con Soda, lograste llenar hasta 6 veces el gigantesco Monumental de River en Buenos Aires, y me quede sin poder estar en ese Parque Simón Bolívar en Bogotá en donde todos mis amigos que los vieron hablaban de la magia que se activo aquella noche.

Llego finalmente esa semana de mayo en la que te viste obligado a retirarte, me volví a quedar con preguntas en la punta de la lengua, algún tiempo después estuve dando vueltas por Palermo, fui hasta el planetario donde hiciste el Zoom y me perdí por la Avenida Alcorta, cicatriz.

224112_10150261906870030_5030521_n

Esta vez definitivamente te has ido tenía que escribirte estas palabras, tenía que volver a darte las gracias y vuelvo a comprometerme que mientras la vida me lo permita seguiré compartiendo con orgullo tus sonidos como desde que te descubrí para que el mundo entero disfrute y tu obra siga moviéndose eternamente.

Ahora es momento de descansar, tu ya hiciste tu trabajo, ahora nosotros vamos a seguir haciendo el nuestro, compartiendo tu legado para tu obra sea capaz de seguir transformando el universo.

GusLee tambien:

http://www.latin-roll.com/blog/el-poder-de-nuestra-fe/

 

 

Escucha nuestro especial aqui:

Siempre es Roll

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*