Blog

Desde Perú, Millones… una golosina de colores para las orejas

Dicen que la ignorancia puede ser atrevida. Y es que a veces sin saberlo tenemos al mundo entero a un  par de clics, sin embargo todavía esperamos a que el dj de turno en la radio de pacotilla nos enseñe que escuchar lo que se debe escuchar. Este es un fenómeno que viene de los años 80 dónde la única opción era escuchar el “american top 40” en la radio, la única forma de saber qué escuchaban los gringos.

Hoy todo ha cambiado, los discos no se escuchan, a las canciones se les hace “estriming” y la plata se le saca a las giras agotadoras e interminables que ya parecen telenovela (con quién va a cantar? este show es de grandes éxitos, este otro es de ese disco que nadie compro, este de la trilogía, etc.) una después de otra tocando todas las noches para un mismo público las mismas canciones.

Hablando de Spotify, Deezer, Apple Music y otros animales similares, lo que está claro es que todos traen el mismo lazo. Las canciones recomendadas y las playlists de nuestros días son la payola de nuestros antepasados. El otro día leyendo mi Facebook (si es que a eso le podemos llamar leer) alguien hablaba de lo orgullosos que debíamos de estar de que 3 artistas latinos estaban en el top 5 mundial de spotify. Claro cómo no: Daddy Yankie, Malumba y alguien más que menos mal no me acuerdo.

Me puse entonces en la tarea de buscar música nueva, algo que me refrescara las orejas y que no pudiera dejar de repetir. Sí! puse el modo “repeat” funcionalidad popular de los cds y que parece ya innecesaria en el “estriming”. La verdad no me arrepiento, después de solo unos minutos de búsqueda me encontré con esta banda, su nombre Millones de Colores, vienen de Lima en Perú con el pretexto de tocar punk para en realidad hacer lo que les da la gana a nivel musical, y que nivel…

Aquí está la entrevista que hice con el Mula y Nicolás parte de este cuarteto peruano. Espero les guste, la compartan y recuerden que no hace falta un guía espiritual en los medios para encontrarse así mismo.

Salud,

Rex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *