La mira

Random No es Cualquier Cosa

Charly García, tardo casi una década en preparar esta colección de canciones pero la espera ha valido la pena.

Random comienza con La Maquina de Ser Feliz, tema que sirvió como abre bocas y que muestra unas armonías y una profundidad que gana con cada escucha, con Joe Blaney como aliado en la produccion es un gran prologo a las otras 9 canciones que lo integran.

El compositor argentino de 65 años ha hecho un gran esfuerzo de interpretación, arreglos e instrumentación y las capas armónicas que sobrevuelan el álbum tienen un brillo especial, la incorporación de herramientas digitales como sintetizadores controlados por IPads dan texturas bastante diferentes a todo lo que había hecho hasta el momento.

El álbum nos muestra varias facetas de Charly, desde lo mas sinfónico, pasando por los clics modernos,su Piano Bar, matices de mas Folk, algunos momentos de maravillización y un poco de caos Say No More, todo en su perfecta medida.

En Ella es Tan Kubric, ofrece su faceta mas Stone, popera y viciosa, en La Primavera aparecen elementos nunca antes utilizados como un banjo y la letra ademas de hacer referencia a My Back Pages de Bob Dylan vuelve a tener comentarios hacia este mundo digital y la gramática moderna.

El momento en donde logra máxima capacidad para construir capas armónicas contrasta con una letra que es casi una nueva declaración de principios, La Rivalidad, muestra los diversos dilemas a los que permanentemente se ve sometido.

En Otro vuelve la electricidad desde la concha de la lora hasta desintegrarse en la tormenta perfecta de Lluvia un medio tiempo en donde Rosario Ortega se vuelve a convertir en su mejor aliada vocal para una melodía llena de sensibilidad y permanentes referentes cinematográficos.

Believe es el único tema cantado en ingles de todo el álbum y el riff energético y clásico cercano a The Who, se envuelve con los coros de que piden a gritos, Alguien a en quien creer, una especie de Alguien en el mundo piensa en mi del nuevo milenio.

El álbum llega a su ultima parte con la critica social muy Soul a la religión de tele-tiendas y ofertas de media noche en los Amigos de Dios, el preámbulo esta inspirado en la pared de sonora de Phil Spector y el final dispara modulaciones sintéticas jugando con la gravedad sonora relata el Mundo B podría ser dedicada a los Beatles, con frases I Wanna Hold Your Hand o She Loves You, Yeahhh, Random termina dejándonos una sensación única, la genialidad de un Charly que se ha esforzado por hacer el mejor disco posible y por hacer posible este milagro sonoro en pleno siglo XXI.

¡Say No More Forever!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *